bruno-640x480

Alrededor de las doce y media del mediodía de hoy, la mujer del concejal Bruno Di Pasqua, recibió un llamado por demás de inesperado.

Cuando levanta el teléfono de su casa y pregunta por quién está del otro lado, le responde una voz masculina, era Hugo Batista, el mecánico involucrado en el último caso de corrupción en el gobierno local, que dimos a publicidad la semana pasada en BL.

Con tono intimidante, el referido empleado municipal le adviertió a la esposa de Bruno, quien hace apenas un par de días fue mamá, sobre lo perjudicial que puede ser para todos que su marido siga refiriéndose a él y al hecho que lo involucra, en los términos que lo está haciendo.

La mujer del edil, quizás producto de la lógica sensibilidad que todavía acarrea, producto de haber sido por primera vez madre apenas hace dos días, llamo desesperada a su marido para ponerlo en conocimiento de la situación suscitada.

Mañana Bruno Di Pasqua interpondrá la denuncia del caso ante la fiscalía local.

Ni hace falta decirlo, tanto él como su familia, tiene todo nuestro apoyo incondicional, para lo que sea.