13045594_10209708398571379_1763510408_n99999999

Ante este nuevo hecho acontecido en nuestra ciudad, y que otra vez tuvo como protagonista a la institución APAND, hoy por la mañana, al comenzar nuestro programa de radio, y como habitualmente hacemos, ensayamos una DURA editorial en torno a este tema.

Ante la negativa, salvo la Auténtica Opinión, de dar a publicidad el comunicado enviado a todos lo medios, por parte del organismo de derechos humanos que tomó el caso de Elvio, buscando a partir del mismo, tan solo comunicar a la población sobre los alcances, motivos y demás cuestiones que hicieron a su decisión de ponerle el cuerpo a este tan sensible tema que no deja de preocupar y consternar a nuestra población, es que también dijimos lo que teníamos que decir respecto de esos vergonzantes personajes que a diario juegan a ser periodistas, y que sin dudas, desprestigian con su accionar, a este tan noble oficio, el más lindo del mundo, como alguna vez alguien dijo al referirse a nuestra función..

A los tibios los vomita Dios, a las maquinitas traga monedas, las hace andar la plata, a los que callan cuando es obligación gritar, los condena la realidad, a los que ocultan lo que a la vista de todos está, los escupe el tiempo, a los que miran para el costado cuando los más vulnerables no logran conocer otra cosa que no sea el sufrimiento, losa vacía, a ellos, sus almas y sus corazones, la historia, a los que no se la juegan por los más débiles, no se les embarran los zapatos ¿porqué?

Porque ninguna huella dejan en su paso por este mundo.

EDITORIAL