descarga (1)

La historia de Gabriel Heinze es tan particular como apasionante. Oriundo de Crespo, provincia de Entre Ríos, llegó a Newell´s Old Boys a los 13 años tras haber superado una prueba realizada por Jorge Bernardo Griffa. “Este ´Gringo´ algo tendrá porque no para de correr” fueron las palabras del Maestro tras haberlo visto por primera vez.

Tras varios años viviendo en la pensión y un tiempo prolongado jugando en división reserva, saltó a la primera de la mano de Mario Nicasio Zanabria. Fue el 2 de octubre de 1997 en el empate 2-2 frente a San Lorenzo. Luego de su debut, disputó 7 partidos más lo que le valió que equipos del Viejo Continente posen los ojos en él. Tal es así que sin siquiera tener contrato con el club, emigró hacia España para formar parte del Real Valladolid. “El presidente de ese momento (Eduardo López) me vendió sin conocerme”, declaró en varias oportunidades evidenciando el desmanejo que sufrió la institución entre 1994 y 2008.

Durante su primera temporada en el club español fue suplente, sin llegar a disputar encuentros. Ya en la segunda temporada disputó 5 encuentros, y luego fue cedido al Sporting de Lisboa de Portugal en 1998. Tras su regreso al Valladolid en 1999, logró encontrar su lugar en el equipo, lo que le valió una transferencia hacia el Paris Saint Germain de Francia en el año 2001. Ya en PSG alcanzó notoriedad internacional. Allí obtuvo la Copa de Francia de 2004, y el subcampeonato de la Ligue 1 en la temporada 2003-04.

Todas esas buenas actuaciones hicieron que Marcelo Bielsa, director técnico de la selección argentina en ese entonces, lo convoque para defender la camiseta albiceleste. “Cuando me citaron por primera vez a la Selección no aguanté y me largué a llorar”, confesó Heinze. Disputó dos Mundiales (2006 y 2010), dos ediciones de la Copa América (2004 y 2007), una Copa Confederaciones (2005) y un Juego Olímpico (2004), donde obtuvo la medalla dorada.

Tras su exitoso paso por Francia, emigró en 2004 hacia uno de los clubes más importantes de Inglaterra, el Manchester United, a pedido exclusivo de Sir Alex Ferguson. Allí fue elegido mejor jugador de la institución en el año 2005. Además, se alzó con la Carling Cup (2006) y la Premier League en la temporada 2006-07.

Luego de tres años en la institución inglesa, fue fichado por el Real Madrid. En el club merengue también se dio el gusto de gritar “campeón” en la Liga Española 2007-08 y la Supercopa de ese mismo año. No soy hincha del Madrid, yo soy hincha de Newell´sexpresó en 2008 cuando el diario As le consultó que significaba ganarle el título al Barcelona en el Bernabéu.

Después de disputar dos temporadas en Madrid, emigró nuevamente a Francia. Esta vez, para ponerse la camiseta del Olympique de Marsella. Allí se despachó con cuatro trofeos: dos Copa de Liga (2010 y 2011), Ligue 1 (2010) y la Supercopa de Francia (2010).

Luego de una campaña formidable en Europa, con previo paso por la Associazione Sportiva Roma, retornó a mediados de 2012 al club de sus amores. “A cualquier persona, se dedique o no al fútbol, cuando vuelve a su casa después de 15 años, le pasan cosas lindas», yaseguró: «Hoy vuelvo y voy a estar por el resto de mi vida acá».Su regreso, en conjunto con el de Maximiliano Rodríguez e Ignacio Scocco, se produjo en un contexto sumamente complicado. En lo deportivo, Newell’s se encontraba es una situación difícil, luchando para conservar la categoría, pero en lo institucional se consolidaba como un club de puertas abiertas, que invitaba a todos a volver. Así lo entendieron muchos de los jugadores que aún hoy forman parte del plantel. “Para volver, en las circunstancias que lo hicimos nosotros, es por sentimiento. El que sepa qué significa sentir algo sabe a qué me refiero”, se sinceró el Gringo sobre su regreso.

Tras un primer torneo Inicial en donde se obtiene el subcampeonato, el conjunto del “Tata” Martino se consagró campeón del torneo Final 2013. En dicho certamen, el “Gringo” fue caudillo en la defensa, sinónimo de seguridad y jerarquía. “Lo que más satisfacción me da es que la propia gente de Newell’s nos aplauda… esos minutos para mí son como ganar un campeonato” aseveró a la hora de definir la forma de juego del equipo.

Pese a los escasos encuentros que disputó, Heinze convivió dos años con los valores que pregona la institución y el sentimiento por el club se le grabó en la piel. “Newell’s va a poder contar conmigo siempre, porque es el club donde me inicié y, si Dios quiere, donde voy a terminar mi carrera. Los hechos dicen más que mil palabras” expresaba días atrás en una entrevista exclusiva con el Departamento de Comunicación del club.

El viernes 21 de marzo de 2014, Gabriel “el Gringo” Heinze anunció a través de una emotiva carta publicada en el sitio oficial que una vez finalizada la temporada dejaría de vestir la casaca rojinegra, es por eso que el sábado será su último encuentro en el estadio Marcelo Bielsa. Habiendo disputado 74 partidos (torneo local + Copa Bridgestone Libertadores) y marcado tres goles (Unión, Gimnasia y Vélez), dejará una huella imborrable en el corazón rojinegro.

HEINZE ES DE BARADERO

Hace un par de años Gabriel Heinze compró un campo en nuestra ciudad, este está ubicado en el km 308 de Ruta Provincial Nro. 41, y casi todos los findes lo elige para descansar junto a toda su familia.
LA OLA DELICTIVA REINANTE EN NUESTRA CIUDAD LE PASÓ FACTURA A SU MUJER
Florencia Bordi es la esposa del ex jugador de la selección nacional, y en el día de ayer, siendo aproximadamente las 23 hs., y mientras se encontraba frente a la tranquera del campo de su propiedad en su camioneta Toyota Hilux, esperando a una amiga, fue sorprendida por 2 personas de sexo masculino, los cuales mediante lo que aparentaba ser arma de fuego le ordenan la entrega de dinero
Acto seguido le arrebataron con un fuerte golpe en su cabeza la cartera y le sustrajeron todo el efectivo que llevaba encima.
Una vez mas te enteraste porque fue PRIMICIA de BL.