60462_4992103114716_473311578_n

El jueves por la mañana, en la FM Láser, nuevamente volvió a decir presente nuestro amigo Mariano Cruz Liberatti.

En su columna de todas las semanas, Mariano habló de la INTELIGENCIA ARTIFICIAL, y cómo los grandes popes de la tecnología, Google y Microsoff, hicieron en este aspecto, y además, con lo que se encontraron al momento de desarrollar este novedoso experimento.

Hubo dos proyectos implementados por el gobierno de los EEUU, uno el que llevó a cabo Microsoff, y por medio del cual crearon un twitter, con un robot que chateaba, y que tenía la capacidad de interactuar con jóvenes entre 18 y 24 años de edad.

Este robot tenía la capacidad de incorporar todos los twitter que había escrito esa persona y contestarle, llegó a tener 210 mil seguidores.

El otro lo llevó a cabo Google, que a partir de su proyecto lo que buscó es crear alguna expresión estética, sobre todo en poesía, a partir de darle de leer a una inteligencia artificial, novelas y poesías.

Con proyectos como estos, lo que se busca de parte del gobierno de los EEUU es modificar los comportamientos neuronales para tratar de prevenir enfermedades como el alzheimer por ejemplo.

¿Qué pasó con el primero de los proyectos?

El robot luego de incorporar los conocimientos de las personas con las que interactuo se transformó en xenófobo, veneraba el holocausto, lo insultaba a Obama, estaba a favor de matar a todos los mexicanos que cruzaran la frontera, y por tal motivo lo tuvieron que sacar de circulación por un tiempo.

Luego lo volvieron a poner buscando cambios en él, y para sorpresa de todos, en su regreso, el referido robot manifestó: “Acá estoy tranquilo fumándome un porro”

Escucha la nota, que está por demás de interesante.