VOLVAMOS A HABLAR DEL MONOPOLIO DE LA SALUD EN BARADERO

Por Pablo Ariel Gonzalez

En nuestra ciudad hablar de estos temas que involucran directamente a la SALUD PRIVADA siempre ha sido algo a lo que la gran mayoría de nuestros vecinos, y casi la totalidad del universo periodístico de nuestra ciudad a rehuido una y otra vez al momento de ponerlo sobre la mesa en una por demas de necesaria discusión pública.

Los políticos también le escapan, no fue mi caso, ni en los durante diez años que estuve en la radio haciendo QUIEN QUIERA OIR QUE OIGA los días sábados, ni durante los tres años y medio en que me tocó ocupar una banca como concejal, ni tampoco lo será ahora en mi regreso al periodismo.

Eso me costó operaciones en contra, difamaciones, destrato y odio reverencial de parte de algunos profesionales médicos que regentean esta empresa privada -no de todos debo decirlo – y sobre todo de las autoridades del Circulo Médico y del SAMI que son los mismo, enemistades ganadas que, debo ser tremendamente sincero, en lo personal siempre me tuvieron sin cuidado.

Hace un par de meses por FM Láser un vecino salió a denunciar que el día anterior, a su mujer, le había ocurrido esto que sigue al momento de tener que ir a la Clínica Sindical

“Ayer mi señora fue con el nene enfermo a la Clínica Sindical, sacó el bono correspondiente como siempre,  y le dicen que no hay guardia pediátrica, ella va cerca de las once de la mañana, y la chica le dice, no hay guardia pediátrica, si vos queres atenderte con un pediatra tenes que ir a su consultorio privado, así nomas”, comenzó narrando Nicolas en la mañana de hoy.

Luego agregó: “Si el pediatra pretende trabajar en su propio consultorio genial, pero tienen que poner otro pediatra, no puede ser que no haya guardia de los mismos en la única Clínica que hay acá en Baradero”

Es digno recordar a los lectores que esta empresa, el SAMI, tiene a diversos médicos reconocidos de la ciudad  como accionistas de la misma, tiene el monopolio de la atención privada de la salud en todo el Partido de Baradero, lo que hace que desde años largos a esta parte incurra en conductas totalmente abusivas,propias de su supremacía comercial, que es ejercida y sin pudor, por parte de esta tan polémica empresa.

A la fecha no nos consta que esto haya cambiado.

TEMA TRASLADOS A OTRA CIUDAD DE PACIENTES CON PROBLEMAS DE SALUD COMPLEJOS (Esta opinión ya la editorializamos en BL en su momento, pero vale la pena que te la recordemos y de manera textual)

Tanto en el Hospital Público como en la Clínica privada que tenemos en Baradero el procedimiento es exactamente el mismo.

Cuando se toma por parte del profesional médico que está tratando al paciente, la decisión de trasladar a ese paciente con motivo de la complejidad de salud que acarrea y su consecuente imposibilidad de poder seguir asistiéndolo en nuestra ciudad, se deben comenzar todos los trámites administrativos que hacen al caso y no parar hasta lograr que la obra social o prepaga, con que cuenta el enfermo y para eso paga una cuota mensual, envíe la correspondiente ambulancia para que lo busque y lo lleve al lugar elegido fuera de Baradero para seguir asistiéndolo.

En el caso de hospital para con quienes no tienen obra social o prepaga existe un sistema de salud a nivel nacional a partir del cual se busca dónde ubicarlo y cómo trasladarlo conforme la complejidad del caso, si se hace cargo el hospital municipal del traslado o se hace cargo nación, se elige el lugar y se lo deriva, todo eso, como ocurre con todo lo que hace a la burocracia en nuestro país lleva tiempo y hay que estarle atrás y no parar hasta que el objetivo este concretado.

El Hospital tiene hoy las 24 hs. del día personal administrativo exclusivo para realizar estos trámites ante un traslado, y guardias médicas también, en algunos casos son activas y en otras pasivas, pero están.

Muchas veces el médico DEBE ponerse al frente, junto al personal administrativo, de la gestión para lograr el traslado, más aún el Director del Hospital, sobre todo cuando el tema requiere urgencia, viene complicado y del otro lado lo único que hay es trabas y demoras.

Este procedimiento, coma más, coma menos, es básicamente el mismo en lo público y en lo privado.

Si el paciente está en el hospital es tarea del hospital, si el paciente está en la clínica privada, es tarea de la clínica privada.

Primer pregunta que nos hacemos, la popularmente conocida como clínica sindical ¿cuenta con este personal las 24 hs. del día? y los sábados y domingos ¿qué pasa?

Respuesta: no los tiene!!

Qué ocurre entonces en la práctica con esta cuestión?

Respuesta: cuando tienen que hacer un traslado con urgencia y no tienen el personal para que haga los tramites y las gestiones pertinentes ante la obra social o prepaga para que envíe una ambulancia llaman al hospital para que este se la provea.

Durante la gestión política anterior se intentó en varias oportunidades celebrar algún tipo de convenio con el Sanatorio SAMI, a los efectos de lograr que el hospital cada vez que tenga que poner la ambulancia PUBLICA en socorro de un paciente de la clínica PRIVADA alojado allí, RECIBA, como debe ser, una CONTRAPRESTACION económica a cambio de parte de quienes LUCRAN con la salud por el servicio dado, sobre todo teniendo en cuenta que el sanatorio nunca deja de PERCIBIR de la obra social o prepaga bajo ningún aspecto y en ninguno de los casos, todo lo que hace a la atención, internación, provisión de medicamentos y demás cuestiones que hacen al tema,  incluso traslado sobre cada uno de los pacientes que a diario asiste y que terminan con algún traslado.

Entonces en teoría la ambulancia del hospital está para asistir al 107 y para realizar los traslados de los pacientes que se atienden en la salud pública, los que en muchos casos carecen de cobertura social, razón por la cual, la sindical jamás será su lugar de asistencia, porque ahí si no tenes obra social, PROHIBIDO PASAR!!

Y en lo que hace al Sanatorio privado, ellos al trabajar con pacientes con obra social y prepagas, deben realizar los traslados con las ambulancias que tienen la obligación de enviar cada una de esas obras sociales o prepagas que brindan cobertura social en nuestro país, y si no les gusta hacer ese trámite administrativo, o no pueden poner personal para llevarlo a cabo, deberán comprar una ambulancia y tema solucionado.

Como no cuentan las 24 hs. del día y los sábados y domingos con personal administrativo, en la práctica, quienes integran parte de la cúpula del SAMI recurren a la más cómoda y fácil de todas, en lugar de GESTIONAR ante la obra social y hacerse cargo de todo lo que eso conlleva, terminan llamando al hospital y pidiendo que el mismo provea de la ambulancia para el traslado que les corresponde hacer a ellos.

Así de clara y de sencilla se cuenta esta historia, con la que jamás nunca estuvimos de acuerdo, pero que evidentemente, por lo menos a la fecha, no ha podido ser revertida por el poder político, ni el anterior ni el actúal, el ABUSO de unos privados que lucran con la salud sobre la cosa pública, y la contraparte, una salud privada que si no tenes la suerte de contar con cobertura social, que Dios se apiade de vos, porque muchos de ellos, jamás lo harán.

NECESIDAD DE «PARTIR AL MEDIO” EL MONOPOLIO DE LA SALUD EN BARADERO

Hoy por hoy los baraderenses seguimos siendo presos de esta empresa que tiene el monopolio de la salud privada en nuestro ciudad

En esta coyuntura “el todo vale” se hace espartano de cara a nuestros vecinos, al punto tal que se dan el lujo, en muchos casos, de cobrar un plus a los pacientes que asisten en busca de sanar sus problemáticas de salud que los aquejan a diario, cuando ello, conforme convenios firmados con las obras sociales que allí atienden, está totalmente prohibido.

Los baraderenses estamos cautivos de esta empresa  y sus practicas monopólicas y abusivas.

QUÉ HACER?

De una vez por todas algo hay que hacer a los efectos de destrabar este monopolio que existe desde hace años en nuestra ciudad en el tema salud.

Este, como todo monopolio, y lamentablemente no es la excepción a la regla, termina siendo más que nocivo y perjudicial para la comuna en su conjunto, porque su existencia lo que concluye generando y termina haciendo es que se resienta ostensiblemente la calidad de atención al vecino y además, como si fuese poco, contribuya a limitar, de manera más que significativa,  la capacidad de crecimiento de los médicos en su conjunto, porque la  ausencia de competencia, en todos los aspectos de la vida, termina logrando eso. Al monopolio no se lo puede obligar a que reinvierta sus ganancias en infraestructura y aparatología y capacitación de su personal, por eso es que ante cada patología medianamente compleja los baraderenses debemos deambular de un lado para el otro porque aquí no hay equipos suficientes.

Si no se logra que otro centro asistencial privado se instale en nuestra localidad, habrá que fortalecer al hospital municipal  a través de un mayor financiamiento desde el municipio y la optimización de la recaudación a obras sociales, cía. de seguros, etc, del propio Lino Piñeiro.

Si la competencia no llega entre privados, habrá que hacer que la misma llegué desde el hospital, que el hospital compita con la clínica sindical, incluso en la calidad de prestaciones que brinda, esto de que entra un paciente al nosocomio público con obra social y al día siguiente se va a la sindical para que lo facturen allá no puede ocurrir más.

Al médico se le debe explicar de tal forma que lo termine entendiendo que, el que incurra en esa conducta, al día siguiente deja de trabajar en nuestro en el centro sanitario público, y sin excepciones que valgan.

Necesitamos competencia, solo así lograremos que la calidad de atención al vecino mejore, y que por ejemplo ya no ocurra más como acontece en la actualidad que vas con tu obra social y tenes que pagar un plus indebido cuando no corresponde, y lo tenes que hacer porque no queda otra opción que caer en la Clínica sindical; o que vas a ver un pediatra y te dicen a las once de la mañana que hasta el próximo día no hay atención al mismo tiempo en que te mandan al consultorio privado de uno de ellos, no puede ocurrir más este tipo de cosas, basta!

No somos ni amigos ni enemigos del Sanatorio Privado, no tenemos nada personal ni con la institución ni con sus médicos, solo opinamos sobre lo que creemos conocer y a la vista de todos esta, la única manera de destrabar este monopolio es “metiendole” competencia, y por eso es que si no se logra la apertura de otra Clínica, habrá que generar la competencia en la salud, a partir de un hospital fuerte y comprometido con todos los vecinos de nuestra ciudad.

Related Posts

TEMA A NUESTRO “DIOS”, LA LEYENDA CUENTA, QUE EN VIDA Y LUEGO DE MARCHAR, LA PRIMERA AL DIEZ, EN “BARADERO” ECHO A RODAR

TEMA A NUESTRO “DIOS”, LA LEYENDA CUENTA, QUE EN VIDA Y LUEGO DE MARCHAR, LA PRIMERA AL DIEZ, EN “BARADERO” ECHO A RODAR

A PARTIR DE MAÑANA, EN BARADERO, “DE 1 A 6 NADA DE NADA”

A PARTIR DE MAÑANA, EN BARADERO, “DE 1 A 6 NADA DE NADA”

#LA FISCALIA DE LA IMPUNIDAD, “AL PAÍS LE CONTAMOS LO QUE ES EL FISCAL HERNAN GRANDA”

#LA FISCALIA DE LA IMPUNIDAD, “AL PAÍS LE CONTAMOS LO QUE ES EL FISCAL HERNAN GRANDA”

Comments

1 Comment Already

  1. Vos ganas si gana el Hospital por eso queres bajar a la clínica, no me puedo quejar de la clinica.
    El hospital siempre tuvo problemas y la mayoría de ellas fue por sus médicos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *