images (93)

El presidente del Banco Nación, Carlos Melconian, fue uno de los bonistas que inició las demandas contra la Argentina ante el juez neoyorkino Thomas P. Griesa junto a los fondos buitre, pero nunca lo reveló. Cuando ganó las elecciones, Macri le encargó “negociar” el acuerdo con los holdouts y la paz con Griesa. Juez y parte.

El millonario patrimonio de Carlos Alberto Melconian estuvo en boca de todos en estos últimos días, al menos hasta que el episodio Breaking Bad de José López atravesó la costilla de la agenda noticiosa. El actual presidente del Banco Nación se sentó a la mesa de Mirtha Legrand y confesó algo distraído que tenía dinero en el exterior “como todos los argentinos”. Luego se conoció que de los 77,6 millones de pesos declarados, casi el 85% está afuera del país.

Lo que nunca reveló Melconian, y era un dato desconocido hasta ahora, es que fue uno de los bonistas que demandó a la Argentina ante el juez Thomas Poole Griesa en Nueva York luego del default junto a los fondos buitre. Su participación en la causa de Griesa se comprueba a través de un documento al que tuvo acceso Nuestras Voces y que se publica en este artículo. De acuerdo a ese expediente, Melconian demandó al país como titular de 772.268 dólares en bonos: 647.268 dólares en títulos serie US040114GF14 emitidos en junio de 2001 y con vencimiento en 2008, y 125.000 dólares en títulos serie US040114AR16 emitidos en 1997 y con vencimiento en 2017. El Presidente del Banco Nación fue uno de los demandantes dentro de la causa 10.656, en acción conjunta con otros bonistas locales, del juzgado federal del Distrito Sur de Nueva York a partir del 6 de febrero de 2009.

PORTAL NUESTRAS VOCES