El caso de José López, que completamente enajenado intentaba esconder millones de dólares de procedencia desconocida, no es el único registrado en el país ni representa una exclusividad de las prácticas corruptas en manos de un solo partido político. Un funcionario formoseño con 15 años en funciones fue sorprendido con 5 millones de dólares en su coche cuando pasaba por Entre Ríos.