La cantidad de empleadores que pagan aportes se redujo en 2.700 entre diciembre y marzo, dato que coincide con la baja en los empleados cubiertos por las Aseguradoras del Riesgo del Trabajo (ART), según datos que da el propio Gobierno. Para los especialistas, entre abril y junio ese número se profundizó.
Son varios los datos de los cambios en la economía desde diciembre que el Gobierno no muestra. Entre ellos el índice de precios, que con el kirchnerismo había perdido credibilidad pero que con el nuevo INDEC directamente dejó de publicarse. Justamente dentro de diez días el titular del ente estadístico, Jorge Todesca, mostrará el IPC con un guarismo cercano al 4%, con lo que pudo evitar que las cifras de inflación más fuertes (que fueron entre marzo y abril) salieran del Ejecutivo. Pero tampoco dio estadísticas muy plausibles sobre los empleados despedidos y las empresas cerradas, dato que circula entre el Ministerio de Trabajo, la AFIP y la ANSES.
Así y todo, en la página de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, en su Informe mensual de la evolución del sistema, se evidencia que desde diciembre hay 2.700 empleadores menos con uno o más empleados. «De esto se infiere que esas empresas cerraron» dijo a El Destape el profesional asegurador, Manuel Lamas, que agregó que este número se corresponde con la actividad formal, por lo que el número total es mayor. Es que en la informalidad es donde más vulnerables están, tanto los empresarios como los trabajadores. Además, el dato difundido es solo hasta marzo, siendo abril y mayo meses donde las bajas podrían haberse profundizado.
Lo mismo pasa con los empleados. Según la Unión de ART, entre diciembre y marzo la cantidad de empleados que reciben prestaciones cayó en unos 90.000. De nuevo: este número refiere solo a los empleados en blanco.
Las mayores caídas se ven el sector de la construcción, donde solo en el primer trimestre se perdieron 30.000 puestos de trabajo y unas 700 compañías dejaron de operar, aunque en la industria manufacturera también se evidenciaron problemas.
EL DESTAPE