images (2)

Por Pablo Ariel GONZALEZ

Desde que asumió el actual gobierno comunal, los hechos de inseguridad en nuestra ciudad no paran de ir creciendo día a día.

Hasta donde llegará nuestra afirmación que, hasta la mismísima responsable de la comisaría de la mujer en nuestra ciudad,  la Comisario Sosa, en el medio ultra oficialista BTI esta semana DECLARÓ que Baradero es una ciudad VIOLENTA.

Pero ¿Desde cuándo acontece esto?

En los últimos meses fueron muchos los hechos delictivos que se registraron en nuestro partido, cuestión que fue de la mano de la merma en la presencia policial que se veía pocos meses atrás. Es hora de que las autoridades redoblen esfuerzos.
La seguridad en Baradero ha decaído en los últimos meses. robos con delincuentes armados y encapuchados, intentos de secuestros de menores, robo en propiedades privadas a mansalva, robos de motos sin pausa, etc., dan claramente cuenta de todo lo que aquí te estamos manifestando.
Lo cierto es que ya no se ve la presencia policial o los móviles circulando por las calles de los distintos barrios de la ciudad, tal como ocurría escasos seis u ocho meses atrás.
También es cierto que los patrulleros están en pésimo estado y no hay personal suficiente en las comisarías para cubrir las necesidades que una comuna como Baradero precisa.
En concreto, la luz de alerta volvió a encenderse frente a los hechos de inseguridad que cobraron fuerza en las últimas semanas, sin importar día ni hora.
Por eso, es de esperar que tanto las autoridades policiales como las municipales, que parecen NO HABER TOMADO CUENTA DE TODO LO QUE EN ESTE CONTEXTO EN NUESTRA CIUDAD ESTÁ ACONTECIENDO, tomen cartas en el asunto y trabajen definitivamente en conjunto para que los vecinos de Baradero no padezcan el accionar de los delincuentes, que parecen haber encontrado un resquicio para moverse con impunidad de un tiempo a esta parte, tal como si se tratara, de una zona totalmente LIBERADA.