P1110383-BaraderoHoy

Esta semana cerró el BAPRO en nuestra localidad, boca de cobró de servicios y afines que funcionaba desde hace varios años en la sede del Centro de Comercio de nuestra comuna.

Dicha entidad estaba a cargo del referido servicio, y por tal motivo es que el jueves en la FM Láser dialogamos con su presidente, Panchi Pederiva.

«Hemos decidido cerrar transitoriamente a ver si la gente  de Provincia Net reflexiona y accede a lo que le estamos solicitando en la actualidad, lo cual lo dejamos explícito el 21  de mayo a través de una Carta Documento que le enviamos con los reclamos formales, porque contractualmente ellos están OBLIGADOS  a brindarnos  el servicio de policía y asegurarnos por la suma de dinero que realmente movemos, no por el 15 % como estamos asegurados en este momento» nos manifestó en la nota el presidente del Centro de Comercio a nivel local.

Siguió diciendo: El día viernes nos llamó el comisaría y nos comenta que a partir del 31 no nos puede acompañar más de gauchada con custodia para trasladar el dinero, tal como por ley se nos exige, y a partir de ya no contar con ese servicio es que se nos hace imposible seguir operando, sino contratamos el servicio formal, la policía local no nos puede brindar más seguridad»

Cuánto significa en dinero este encuadramiento formal para el Centro de Comercio? unos 40 o 45 mil pesos por mes  nos manifestó Panchi que le significa a la institución, lo cual es IMPOSIBLE de asumir por parte de la entidad que el representa en la actualidad.

Una vergüenza total la actitud asumida por la provincia de Buenos Aires en este aspecto, ya que de esta forma están privando a los vecinos de nuestra ciudad de un lugar, por demás de necesario, al momento de  tener que recurrir a abonar los servicios y tantas otras cosas con las que mes a mes debemos cumplir.

VERGUENZA AJENA es poco al momento de tener que definir esta conducta totalmente desaprensiva para con nuestra comuna, y tantas otras más, que han desarrollado las autoridades de nuestra provincia de Buenos Aires, razón por la cual es que desde aquí la REPUDIAMOS de manera enfática y vehemente y los llamamos a la reflexión a los efectos de que rápidamente revean la misma.