Tras el episodio de ayer, que incluyó ser internado unas horas por una arritmia, el presidente Mauricio Macri se realiza un nuevo chequeo por el cuadro de arritmia que sufrió ayer. El chequeo es domiciliario y estaba pautado para comenzar a las 11.30, según informó el vocero presidencial Iván Pavlovsky.
Para hoy, Macri tenía previsto un acto en San Miguel y otro en Santa Fe, pero fueron cancelados. El mandatario reposará durante el fin de semana y retomará su actividad normal el lunes, indicó Pavlovsky en diálogo con radio Mitre.
«Le pone el cuerpo a todo desde las 8 de la mañana hasta el final del día. Y está encima de todos los problemas», afirmó el vocero presidencial, quien luego explicó que»el Presidente está sujeto a presiones, pero está bien. Y éste fue el primer episodio de este tipo», agregó.