images (20)

Por Pablo Ariel GONZALEZ

La semana pasada la intendenta de nuestra ciudad salió públicamente a quejarse de la caída abrupta de la cobrabiliad de impuestos que ha sufrido la comuna local.

Del 55 % histórico que se recaudaba en concepto de ABL, en tan solo seis meses de gestión que lleva el nuevo gobierno de CAMBIEMOS, dicho porcentaje se ha DERRUMBADO a valores también históricos para Baradero, ya que según dichos de la propia Antonijevic hoy llega a apenas al 44 % la percepción de las citadas tasas por parte del municipio local.

En tal sentido fue que Fernanda públicamente salió a instar y a reprochar a la comunidad de Baradero a que revea esta conducta y en consecuencia se avenga a abonar las tasas municipales tan necesarias para llevar adelante todo lo que desde el estado comunal se desarrolla a diario en beneficio del conjunto de los baraderenses.

Pero aquí la cuestión, en medio de tal exclamación pública, nos venimos a enterar que DOS funcionarios muy cercanos a la intendenta, en la actualidad se encuentran adeudando, por el comercio que ambos tienen a su nombre, una suma cercana a los 200 mil pesos en concepto de tasas municipales.

Según nos cuentan nuestras fuentes, María Laura Liaudat (Secretaría de la Intendente) y su marido Rodolfo Marzano (a cargo de las Cooperativas locales), propietarios de la Pizzería “COMO EN CASA”, en la actualidad estarían adeudando en concepto de tasas por consumo de agua la suma de 40 mil pesos, y de SEGURIDAD E HIGIENE, la suma de 140 mil pesos, es decir que entre las dos, aproximadamente la módica suma de 200 mil pesos.

Lógicamente de confirmarse esto, para lo cual sería por demás de necesaria la intervención del HCD de nuestra ciudad a través de la presentación del pedido de informes correspondiente, estaríamos en presencia de algo por demás de reprochable, y asimismo, por demás de contradictorio por parte del ejecutivo local, ya que a la par que la intendenta reclama y cuestiona fervientemente a los vecinos que no pagan sus impuestos al municipio el desarrollo de tal conducta, tienen entre su planta de funcionarios a DOS personas que en tal concepto, y por dichos rubros, adeudan una suma cercana a los DOSCIENTOS MIL PESOS.