La titular de la bancada massista da por hecho el avance del proyecto del FpV. Asegura que el oficialismo busca agilizar su aprobación para poder vetar la norma lo antes posible. Esto le quita la posibilidad al Frente Renovador de tratar su dictamen.
El FR acepta la derrota y apunta a la “connivencia entre Cambiemos y el kirchnerismo”

La Cámara de Diputados inició este miércoles mediodía la sesión ordinaria en la que se tratará el proyecto de ley de Emergencia Ocupacional que impulsa el bloque del FpV-PJ y el Justicialismo y que podrá convertirse en ley con la abstención de la bancada Cambiemos al momento de la votación. Con ese escenario, desde el Frente Renovador denunciaron que un acuerdo entre Cambiemos y el peronismo para que avance la iniciativa y luego el oficialismo efectivizar el veto de la norma

La jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, sostuvo que siguen “sosteniendo que hay un problema muy serio en materia de trabajo, en materia de expulsión de trabajadores privados y públicos, y que hay un problema muy serio en materia de pequeñas y medianas empresas”, agregó la legisladora y sostuvo que en el interior a iniciativas promovidas por los intendentes para que no se paguen las boletas de gas, como el caso de Bariloche. “Estamos teniendo un problema muy serio con las tarifas, y creemos que tenemos que resolver este problema, porque vamos a tener más despidos”, indicó

Consultada sobre el proyecto de Ley del FPV que ya obtuvo media sanción en el Senado, la diputada Camaño aseguró: “Nosotros lo que estamos advirtiendo es que Cambiemos modificó su posición, y de ser el partido que promovía el no voto a la Ley, es más, tienen un dictamen rechazando la Ley, ahora están promoviendo que los diputados o se levanten y se vayan, o se abstengan de votar, o sea, que hay una clara connivencia con el kirchnerismo, para que el kirchnerismo saque su proyecto y mañana el Presidente haga efectiva la amenaza que le hizo al Congreso, de vetar la Ley”.

“Nosotros vamos a seguir deliberando para establecer claramente que es lo que vamos a hacer. Obviamente que lo óptimo es el dictamen que nosotros presentamos, no solamente porque tiene a las Pymes, sino porque además el proyecto que vino del Senado está mal redactado. Porque si el proyecto del Senado sale, y el Presidente no lo veta, y un trabajador es despedido, este trabajador va a tener que presentar un amparo. Este proyecto del Senado no sirve, porque no ha incluido el despido con justa causa por cuestiones económicas”.

Por último, aseguró: “Diputados no tiene el numero para la insistencia. Si Cambiemos decide vetar la Ley, durante todo este año, por más que tengamos una crisis de empleo no vamos a poder proteger a los trabajadores”

El argumento de la massista se inscribe en cierta urgencia del presidente Mauricio Macri de querer terminar con el debate por la ley anti despidos. En este sentido, el oficialismo participará del quórum y luego observará como se aprueba con los votos de la oposición.

La intención es acelerar los tiempos y además le quita la posibilidad al espacio de Sergio Massa de poner en consideración su dictamen de minoría que se debatirá solo si el primero no se aprueba.

REVISTA LA TECLA