El ministro de la Producción, Francisco Cabrera, le pidió a un centenar de empresarios nucleados en las cámaras de comercio argentino-estadounidense, británica y canadiense a manifestarse si creen que la ley de doble indemnización es «inconveniente».
«La Argentina tiene un problema estructural: es la falta de demanda de empleo», ya que «hay mucho empleo informal» y «la única forma de que haya más demanda de empleo es con inversiones», expresó.
A la vez, admitió el enfriamento de la economía y diagnosticó que en la Argentina «hay un problema de baja demanda laboral» en el sector privado, pero negó que haya «crisis de empleo», que admitió únicamente en la industria de la construcción debido al proceso de «destrcción de la obra pública».
El funcionario insistió también que «a fin de año, el tema de la inflación va a ser una cuestión del pasado» y fue entonces que reclamó a los presentes que, «si piensan que una ley de doble indemnización es inconveniente, que lo digan».
En su disertación, Cabrera adelantó también que el Gobierno «analiza medidas» para atenuar el impacto de la suba de las tarifas para las «pymes electrointensivas», aunque prefirió no dar detalles al respecto. Además, puntualizó que con los planes de infraestructura y del agua «se van a generar 60 mil nuevos empleos en el próximo semestre y 400 mil el año que viene».
EL DESTAPE