Este viernes, en Ezeiza, algunos dirigentes presentaron detalles de lo que podría ser la nueva competencia para la Primera División. Aquí, algunos detalles.La Superliga argentina es una posibilidad para el futuro inmediato.La Superliga argentina es una posibilidad para el futuro inmediato.

Dirigentes del fútbol argentino se reunieron este viernes en el predio de AFA en Ezeiza para impulsar el proyecto de la Superliga, el nuevo campeonato que se pretende armar para conseguir mayores ingresos.

En el marco de un almuerzo, el presidente de Boca Juniors y Secretario General de AFA, Daniel Angelici, les comunicó a sus pares la idea de crear un nuevo torneo, que con el tiempo terminará siendo de 20 o 22 equipos. Si bien en un momento se había planteado que esta Superliga no esté ligada a la AFA, trascendió que no habría ruptura con la casa madre del fútbol argentino para conseguir mayores avales de las instituciones.

«Para aprobar la Superliga se necesita el consenso de los clubes que participan en AFA, 60 de 75. No podemos hablar de consenso ahora porque había 24 equipos», informó el presidente de Racing Club, Víctor Blanco, al salir del asado que compartió en Ezeiza. El titular racinguista comunicó además que para votar esta Superliga «se tendría que hacer una Asamblea en junio antes de las elecciones», previstas para el 30 de ese mes.

Siguiendo con la idea del nuevo torneo, la semana próxima se reunirá con dirigentes Javier Tebas, el jefe de la Liga Profesional de España, para interiorizar sobre la experiencia de los clubes de ese país en el armado del campeonato.

Por su parte, el titular de Independiente, Hugo Moyano, afirmó en la salida del encuentro con sus pares que «lo fundamental será que no se perjudique a los clubes chicos». «Vamos a analizarlo y ver si conviene o no. Hay cosas para discutir todavía, veremos. Es un sistema nuevo que ha tenido éxitos en otros lugares del mundo, pero hay que ver si acá también lo tiene», expresó el presidente del «Rojo». Al ser consultado sobre su posible postulación a la conducción de la AFA, Moyano volvió a dejar un mensaje abierto y lleno de especulaciones. «Veremos, si los muchachos me lo piden», dijo el dirigente sindical, que luego profundizó: «Todas las candidaturas son importantes porque todos tiene capacidad. Hay que ver qué deciden los clubes».

Sobre los ingresos que se estima para la Superliga, se dividirían un 85 por ciento para la Primera División y el restante para la Segunda categoría. Dentro de lo que obtendría la Primera, el 50 por ciento se dará en partes iguales y la otra mitad se repartiría de la siguiente manera: el 25 por ciento por ratings e historia, el 20 por ciento por la campaña del torneo anterior y un 5 por ciento último por cantidad de socios.