images (3)

Por Pablo Ariel GONZALEZ

El periodismo de periodistas históricamente fue visto con muy malos ojos por quienes a diario a vos te informan a través de un micrófono, un diario o una pantalla de televisión.

Esto tiene su explicación, muchos de los que así opinan, cargan, y te trasladan a vos la creencia, de que las únicas voces públicas que están habilitadas para criticar y cuestionar al resto de los mortales de nuestra sociedad son, y tan solo son, los periodistas.

Refugiados en esa falsa premisa, ante la primer critica que a ellos se les esboza saltan y de manera más que furibunda, sacan a relucir en su propia defensa, el también falso argumento que reza, un supuesto ataque a la libertad de expresión.

Si existe un oficio o profesión corporativista por naturaleza, esta es la que yace en el universo de los que hacen periodismo en nuestro país, y Baradero no es la excepción a la regla.

El yo no te crítico, para que vos mañana no me critiques a mí, es lo que hace cuasi invencible y da base y sustento a esa impunidad que luce y calza a las voces y plumas que llenan de contenido a los medios de comunicación en nuestra sociedad.

Yo jamás suscribí ni suscribiré a esa lógica, es mas. la repudio fervientemente..

A mí nunca me vas a ver llorar ni jugar a la víctima cuando del otro lado, sea quien sea, ensaya una crítica hacía mi laburo como periodista, si criticas debes bancarte las críticas, esa postura de no aceptar la interpelación del resto sobre nuestros dichos no solo torna muy fácil la cosa, sino que además y por sobre todas las cosas, las hace muy injustas y por demás de privilegiadas.

Asumir esta postura es incurrir en la misma conducta que de tantos y tantos, a diario reprochamos con nuestra palabra.

Dicho esto, me quiero manifestar sobre una cuestión puntual que esta semana aconteció en varios medios de comunicación de nuestra ciudad.

Algunos comunicadores de nuestro medio, y a los gritos, se mostraron más que indignados, molestos, y avergonzados por lo que pasó el sábado pasado en el acto por el primero de mayo organizado por los gremios locales, en el cual no se invitó a hacer uso de la palabra a la intendenta de Baradero, la Dra. Fernanda Antonijevic.

Esa manifestación de sus sentidos no la hicieron a puertas cerradas, en un bar, en una esquina o en una reunión privada, la manifestaron a través de sus medios para que vos la escuches y todo ello con una clara y univoca intención, convertirte en su espejo y en consecuencia arrastrarte a su mismo pensamiento de total reproche a la actitud asumida por los gremios que organizaron aquel acto, los que para ellos,  y que de manera mas que irrespetuosa, por poco casi que ultrajaron la figura de la máxima autoridad política de nuestro Partido.

Al mismo tiempo que esto estaba ocurriendo, se conoció públicamente que, montado en  influencias y acercamientos que con la intendenta existen, nuestro gobierno esta semana había decidido enviar a las máquinas de todos, y a los empleados que con los impuestos pagan nuestros vecinos, a limpiar zanjas y canales de desagotes de las aguas de un barrio privado en el que tan solo tres casas habitan, el residencial urbano de Rodrigo Hermo.

Hace dos semanas atrás Barrios enteros, muy poblados la mayoría de ellos, se inundaron casi en su totalidad producto, entre otras cosas, de contar, fruto de la desidia de nuestras autoridades, con esos lugares totalmente tapados de basura.

Así las cosas es que desde aquel suceso lamentable que dejó bajo agua a cerca de cinco mil baraderenses, quienes viven en esos barrios vienen solicitando la intervención del municipio a los efectos de que realicen sobre sus zonas, los trabajos que esta semana se hicieron en el referido barrio del empresario amigo de la intendenta.

Todavía siguen esperando.

Nada dijeron de lo ocurrido, la indignación, molestia o vergüenza por lo acontecido, no ocupó ni un segundo y ni un renglón, de los sitios que dan vida y visibilidad a sus roles de periodistas en el “mercado” de la comunicación de cabotaje.

Al mismo momento que se manifestaba públicamente la bronca por la “censura” a la intendenta del gobierno que a nivel nacional está haciendo estragos en la clase trabajadora de nuestro país,  se hacía público que a un mayor contribuyente propuesto por el ejecutivo, un mes antes de aprobar el aumento de tasas a todos los vecinos de nuestra ciudad, se lo había eximido por el Ejercicio 2011 de pagar la tasa de inspección de seguridad e higiene, nos referimos al titular de Transporte Claudio Alberto Pasquale S.A., cuya actividad principal es Logística integral y transporte, con todas las connotaciones, especulaciones, sospechas y cuestionamientos fundados que ello genera.

Nada dijeron tampoco sobre este otro hecho público ocurrido, la indignación, molestia o vergüenza por lo acontecido, no pudo reemplazar la importancia de un tema musical o el consumo de un  gramo de tinta en los sitios que dan vida y visibilidad a sus roles de periodistas en el “mercado” de la comunicación de cabotaje.

Mientras estos hechos se hacían público, algunos periodistas de nuestro medio seguían insistiendo en su incontrolable indignación nacida a raíz de que la intendenta no tuvo voz en el acto d los trabajadores.

Desde que nacimos a la fecha, hemos denunciado, y con pruebas, decenas de hechos surgidos desde nuestro gobierno comunal que afectan al conjunto de los baraderenses, a la política, a la democracia, y al diario de todos los baraderenses, y ante cada uno de esos hechos demostrados mediaticamente solo y tan solo el silencio se materializó en el resto de los medios de comunicación de nuestra ciudad.

Con este accionar no nos están dando la espalda a nosotros, te la están dando a vos, porque en definitiva nosotros no denunciamos cuestiones que van en nuestra propia contra, hacemos públicos hechos que van en contra tuya, y/o de los tuyos.

Lamentamos profundamente este accionar totalmente indiferente a lo que a vos te pasa y te perjudica a diario de parte del 90 % de los medios de nuestra localidad, lo lamentamos por vos, pero asimismo también por ellos, porque lo notorio no conoce de oficio ni requiere pruebas, y es por demás de notorio todo lo que en la presente, a vos, hoy te contamos.