12495078_10207568613286128_678558093487593063_n

A mediados del año pasado entró en vigencia el nuevo Código Civil, con reformas sustanciales en varias figuras legales que hacen a su contenido.

Una de las reformas más significativas fue la que se produjo en el capítulo dedicado al «DIVORCIO».

El divorcio por presentación conjunta (Bilateral) o Unilatera la pedido de uno de los cónyuges, son las figuras aceptadas por el nuevo Código Civil.
*No exige el requisito de que ambos cónyuges estén de acuerdo en divorciarse.
*No es necesario probar las causales del divorcio ni aclarar motivos.
*La demora de este proceso es entre 1 y 3 meses.
*Desaparecen los plazos y las causas.
*No hay que demostrar ante un juez quién tuvo la culpa del fracaso matrimonial ni tampoco estarán obligados a hacer una terapia para recuperar la relación.
*Alcanza con que uno de los dos decida romper la pareja.
*Se debe elaborar un plan y presentarlo ante el juez, proponiendo cómo se organizará la vida familiar desde entonces: los gastos, la vivienda, los hijos, las deudas, etcétera. La otra parte de la pareja podría enterarse de tal decisión, al recibir la notificación judicial.

Con la sentencia de Divorcio dictada por el juez, los ex – cónyuges adquieren la posibilidad de contraer nuevo matrimonio.

Con el nuevo Código se elimina el requisito de tres años para solicitar el divorcio, Art 435. Se Elimina la necesidad de invocar una causal. Se incorpora la compensación económica bajo un parámetro de solidaridad familiar. No existe culpabilidad por infidelidad.

Para iniciar un trámite de Divorcio será suficiente que uno sólo de los cónyuges manifieste su voluntad de divorciarse, sin necesidad de que exista mutuo acuerdo ni transcurra un plazo mínimo desde la celebración del matrimonio. Quien desee separarse no tendrá necesidad de acreditar la causa: la infidelidad, ya no es causal de divorcio.

Quien desee divorciarse deberá presentar una propuesta que regule los efectos de la separación (los gastos, la vivienda, las deudas). Y si tiene hijos deberá además presentar ante la Justicia un plan de parentalidad, en el que especificique las modalidades bajo las cuales desempeñarán el cuidado de los chicos. Para aprobar el plan, el juez deberá escuchar si los hijos están o no de acuerdo con esa propuesta, o proponen algo distinto. No es el juez el que va a resolver en el proceso de divorcio las contiendas que se susciten, si no se ponen de acuerdo con la propuesta de separación, esto va a dar lugar a un proceso judicial contencioso con partes, con pretensión y controversia por la vía y forma que corresponda .

El Código señala que aunque se contemple un acuerdo entre los peticionantes del divorcio bilateral, este no obliga al juez, quien mantiene la atribución de no aprobar ese acuerdo cuando considere que afecta gravemente los intereses de los integrantes de la familia. Puede ocurrir que los cónyuges estén de acuerdo en el convenio regulador y que el juez no esté de acuerdo y no lo apruebe.

El jueves entrevistamos en la FM Láser a la Doctora Karina Roca, para que ella cuente a nuestros oyentes todo lo que hace a las modificaciones producidas en la referida figura legal.

Te ponemos el audio de la nota completa para que te enteres en qué consisten las mencionadas modificaciones llevadas a cabo, en este caso, a todo lo que hace al divorcio entre cónyuges.