IMG-20160411-WA0006

Marcelo Orellana, un reconocido vecino de nuestra ciudad, con tanta humildad como golpes y frustraciones sobre sus espaldas, hoy, alrededor de las 13 hs., y de frente a la indiferencia de gran parte de la sociedad hacia sus padecimientos cotidianos, se sentó en un banco de la Plaza Colón y desde ahí decidió esperar la llegada de ese tren que lo transporte de una vez por todas hacia un lugar mejor.

Esta triste imagen coronó su adiós, esta triste e inhumana imagen formó parte del paisaje de aquel espacio verde  de nuestra ciudad por MÁS DE 3 HORAS en la tarde de hoy.

Los agentes de la policía comunal custodiaron celosamente su partida, había que esperar que lleguen las autoridades medico forenses para que acrediten lo obvio por naturaleza, se había marchado.

TRES inexplicables HORAS se tardaron para que su cuerpo sea retirado del lugar, la gente pasaba, los chicos miraban, un espectáculo lleno de morbo se había montado en aquel lugar, había que cumplir con el procedimiento de estilo, esperar que lleguen desde San Nicolás aquellos que dieran fin a esta triste y lamentable función.

A ver si alguien hace algo para que estas cosas no acontezcan nunca más de esta vergonzosa manera en nuestra ciudad, los seres queridos de los sufren estas situaciones, no merecen pasar por estas circunstancias, inexplicables, inentendibles, y como dijimos, por demás de inhumanas.