10308204_595112753917509_1002290928299456530_n

Con fecha 14 de febrero de 2016 nosotros hicimos la siguiente publicación

EL CALVARIO DE UN TRABAJADOR DE 65 AÑOS QUE CASI SE MATA POR UN POZO

El último viernes por la mañana en FM Láser hablamos con un vecino de nuestra ciudad, Ariel Martínez, quién entre sentimientos cruzados de indignación y mucha bronca nos narró por la situación que atravesó su padre, Ismael Telmo Martínez, en la madrugada de ese mismo día viernes, que al volver del trabajo se accidentó con su moto al agarrar uno de los grandes pozos que hay en la avenida Alte. Brown de nuestra ciudad.

“Estoy muy indignado, enojado” así se presentó el viernes Ariel ante la audiencia de “quien quiera oír que oiga”, dando detalles a continuación de los motivos que llevaron a que ese estado de ánimo se apoderara de él aquel día.

“Mi padre trabaja en la papelera que está al lado del balneario, ya compañeros de él se han caído por unos pozos que hay frente al balneario, unos pozos muy grandes, esquivas un pozo agarras dos, esquivas dos pozos agarras cuatro, esquivas cuatro y agarras ocho me entiendes?, está todo roto es un desastre eso, no son pozos que se hicieron de la mañana hacia la tarde, son pozos que hace rato que están, del año pasado y del anterior también, ninguno hizo nada, es más, yo avise un montón de veces, he avisado a los encargados y nada, respuesta cero”

Luego Ariel siguió diciendo: “Mi papá se lastimó mucho, fuimos al hospital, en el hospital no le sacaron radiografía, y por eso lo tuve que cargar en mi auto particular y llevarlo a otra ciudad para sacarle radiografía porque se le hinchaba mucho la pierna y no sabía que tenía, así que hasta lo tuve que derivar a otro lado”

Continuó manifestando: “lo tuve que llevar a otro lado porque en el hospital no había para sacar radiografía anoche, no sé si la maquina no andaba o si no estaba el encargado de sacar las radiografías, no sé, por eso lo tuve que llevar a “ZARATE”, a San Pedro no me animé a ir porque no sabía si ahí le iban a poder sacar, así que lleve a mi viejo a Zarate”

Siguió diciendo: “Mi viejo está mejor, y gracias a Dios usa todos los elementos de seguridad, va con casco puesto, que se le rompió, va con el chaleco correspondiente refractario, es re quisquilloso con el tema ese, tiene la patente en el casco y en el chaleco, era una moto nueva, es más se compró una moto nueva porque a la anterior no le andaba la luz de giro y de freno, y ahora la nueva está toda rota, lo que indigna es eso, mi viejo no es un tipo que va a correr a la 41”

Luego hizo referencia a la tierra que tiraron en el paso a nivel de San Martín que levanta una polvareda terrible, eso hace que un vecino al molestarle la polvareda riegue el lugar y cuando se moja se hace barro y ya varias personas se han caído producto de esta situación, y que un amigo fue a alertar a las autoridades locales sobre este hecho y la respuesta de parte de las mismas fue que NO HAY FONDOS.

También nos contó sobre las picadas que se arman en la costa los viernes por las noches, y que nadie hace nada respecto de ellas, “prefectura molesta a los que están con sus autos parados en aquel lugar escuchando música, pero en este tema no hacen nada”, dijo; “se arman carreras de autos y motos, y es más cuando largan lo hacen debajo de donde está la cámara de seguridad del municipio”, sentenció en otro de los fragmentos de la nota que le hicimos el día viernes»

A fines de febrero volvimos a dialogar con Ariel y en esa nota él nos contó que en el hospital a su padre lo atendieron muy mal y que fue por eso decidió llevarlo a la Clínica Sindical, donde lo internaron.

Nos dijo que antes de internarlo le preguntó varias veces al médico que lo asistió: ¿Está Ud. Capacitado para curarle la pierna a mi padre porque si no yo lo traslado a mi padre a otro lado? Provocando el enojo del profesional ante esa pregunta.

En la Sindical estuvo 4 o 5 días internado hasta que al ver que no había mejoras decidió trasladarlo a Capital Federal, donde le dijeron que en Baradero lo medicaron mal y además, el profesional que allá lo asistió, le manifestó “menos mal que tu padre no es diabético, porque si era diabético ya se hubiese muerto”

Ariel nos manifestó además que lo que más le indigno es que le hicieran perder tanto tiempo en nuestra ciudad, ya que en lugar de mejorarse su padre se terminó empeorando producto de cómo lo atendieron.

Ayer volvimos a dialogar con él, su padre sigue internado, sus padecimientos no cesan, y en el audio, todo ello queda cabalmente reflejado de esta indubitable manera.

Hasta el minuto 8 dialogamos con Ariel, y luego de cortar con él, en la FM Láser, ensayamos una editorial respecto del monomio de la salud en Baradero y sus LAMENTABLES consecuencias para todos nosotros.