secuestro-virtual

En la madrugada de hoy, un vecino que se dio a conocer como Jorge, recibió un llamado telefónico de una mujer, la cual fingió al momento de entablarse la referida comunicación, un tono de voz muy similar a la de su propia hija.

En la comunicación y llorando, «su supuesta» hija le manifestó al padre que la habían secuestrado y que si quería volver a verla debía pagar 100 mil pesos cash y de manera instantánea.

El al tomar conocimiento de esto rápidamente accedió a su pedido y luego de juntar casi toda la suma requerida, la depositó en una bolsa y lo dejó frente a su casa.

Un auto de color gris claro, luego de haber dejado el dinero frente a su casa, pasó y recogió la bolsa en la que el mismo estaba albergado.

A su hija nunca la secuestraron, y por suerte está muy bien.

Sin lugar a dudas se trató de gente que conoce a la familia víctima de este hecho, conoce la voz de su hija, y además, estaba sabiendo que la persona que terminó abonando lo pedido a esa hora contaba con ese monto de dinero en su poder, lo cual no es habitual, ya que quien posee esa suma, rara vez la tiene depositada en su casa.

Luego de ocurrido el hecho el padre interpuso la correspondiente denuncia ante la comisaría local.

Otra ficha delictual se movió en nuestra ciudad, y con ella, los delincuentes, han cantado jaque a nuestra seguridad ciudadana, por lo que solo una cosa nos queda por esperar, que el Rey reaccioné y no saque a salvo de una vez por todas de esta partida que ya está atravesando todos los límites, habidos y de los otros, los por haber.