IMG-20160327-WA0000

Por Pablo Ariel Gonzalez

En la madrugada de hoy una joven de nuestra ciudad denucnió ante lasa autoridades de la policía de nuestra ciudad lo que en la captura hecha al face podes leer.

“Hace diez minutos llamé a la policía que manden un móvil a la esquina de casa…Dos hijos de puta salieron de un auto y corrieron a una chica …gracias a dios no le hicieron nada … 2.38 hs. la policía no llegó..llamo y se dan el lujo de ofenderse….”

Te lo dijimos hace un par de días, en un contexto ideal “proporcionado” por un poder político “ajeno” totalmente a estos “extraños” sucesos que vienen aconteciendo en nuestra localidad, los mismos, con la comodidad propia le suministra el agua a los peces, continúan sucediendo.

También te dijimos, que al contrario de lo que producen estos hechos en nuestras autoridades políticas, los mismos han logrado hacerse carne y generar una preocupación y temor “tan grande” en nuestra sociedad en su conjunto como pocas veces antes se pudo ver en una ciudad chica y  “tranquila” como históricamente lo ha sido Baradero.

Nos seguimos preguntando ¿Qué se busca por parte de quienes están llevando a cabo estos hechos? ¿Porqué se quiere generar tanto pánico en nuestra sociedad?

Cada vez más fuerte suenan las versiones que dan cuenta de “internas” policiales que se dirimen a la vista de todos y en el propio seno de nuestra comunidad, las que encuentran un caldo de cultivo propicio para desarrollarse en la notoria “debilidad” y la “falta total de reacción” ante estos hechos de parte de quienes hoy nos gobiernan.

¿Pero qué buscan de ser ciertas estas versiones?

El temor que seguimos teniendo muchos es que luego de estos amagues presentados como simples “intentos”  ante la población y en virtud de la escalada de temor  que siguen produciendo los mismos en nuestra gente, el tan temido “secuestro” consumado de una menor se termine llevando cabo en el sexto, séptimo u octavo caso que nos toque publicar, lo cual, también te lo anunciamos, sin lugar a dudas, generaría devastadores consecuencias  no solo para las víctimas del hecho, sino que además y por sobre todas las cosas, para el poder político de nuestra ciudad, que sigue mostrándose y sin pruritos, totalmente INDIFERENTE a todo esto que esta pasando en la actualidad.

El universo político de Baradero, desde la intendenta y hasta el último de los funcionarios con responsabilidad en el tema, incluidos concejales, sigue en otra cosa, totalmente abstraídos de la realidad que trasciende fuera de las cuatro paredes de sus despachos, y el pueblo lo nota y “demasiado”, y esto, al tema, lo termina tornando aún más grave y preocupante.

La sociedad quiere respuestas, necesitamos que el gobierno se ponga los pantalones largos de una vez por todas y empiece a gobernar, queremos saber qué están haciendo para evitar estos hechos delictivos, qué acciones se están llevando a cabo para que dejen de ocurrir; el pueblo está ávido de un mensaje de parte de quienes nos gobiernan, que genere tranquilidad y rompa de una vez por todas con este “enorme” temor que hoy ha invadido las almas de miles de baraderenses, pero ese mensaje sigue sin salir a luz.

Algo huele muy mal en nuestros pagos, y volvemos a decirlo una vez más, deseamos fervientemente, y por el bien de todos, que lo peor, nunca llegue.