xtpa

Durante la conferencia que ambos mandatarios brindaron en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, luego de una reunión de casi dos horas en el despacho presidencial, Barack Obama elogió a Mauricio Macri por poner en marcha «reformas para crear un crecimiento económico sostenible» y anticipó que empresarios norteamericanos prevén «un programa más amplio de inversiones» en la Argentina.

«El mundo de los emprendedores está tomando nota de lo que está haciendo Buenos Aires», dijo y resaltó los acuerdos que ambos países firmaron en materia de «lucha contra el tráfico de drogas». También aseguró que su país «colaborará para que las calles de Argentina sean más seguras» y señaló que juntos podrían «fortalecer el sistema para promover las libertades civiles y la transparencia».

Luego, durante el tramo de la conferencia en que los mandatarios respondieron preguntas hechas por periodistas, Obama dijo que Estados Unidos busca «relaciones óptimas con el hemisferio» sur y dijo que la Argentina es «una de las naciones más poderosas» de la región, motivo por el cual «puede ser un homólogo y aliado crítico» de Washington en sudamérica.

Se comprometió también a hacer esfuerzos para «aumentar la influencia de Argentina en el escenario mundial, por ejemplo en el G-20» y relativizó la posibilidad de establecer un Tratado de Libre Comercio (TLC) en el corto plazo. No obstante, dejó claro que ese último punto «es parte del trabajo» que comenzó tras la reunión con Macri.

Al ser consultado sobre la negociación con los fondos buitres, el jefe de la Casa Blanca prefirió no opinar al respecto «porque ese asunto está pasando por el sistema judicial», aunque elogió el «planteamiento constructivo» hecho por el gobierno argentino, que «abrió la posibilidad a una resolución del tema, lo que podrá generar otra relación» con el mundo financiero.

PAGINA 12