0000948585

Una vez judicializada la denuncia de abuso sexual infantil es común escuchar que el niño es interrogado a través de la Cámara Gesell. Pero, ¿de qué se trata y por qué se utiliza?

Estos delitos existieron siempre, el tema es que siempre fueron de muy difícil probanza porque estamos hablando de una criatura, por un lado, y un adulto, por el otro.

A partir de los años 90 con la Declaración Internacional de los Derechos del Niño y el principio de que ante dos situaciones enfrentadas prima el interés superior del niño, se empieza a escuchar más al chico. Esto es escucharlo profesionalmente.

Ante las declaraciones de jueces y funcionarios del Poder Judicial diciendo «no estar capacitados para este tipo de cuestiones, es desde la ley se estableció que los que deben hacer esta declaración testimonial son otros profesionales, en este caso, psicólogos especialistas en niños.

La Cámara Gesell es un instrumento para tomar el examen, aunque podría tomarse sin él. Se hace como una garantía para, tanto víctima como victimario, poder presenciar toda la evaluación. Consta de dos habitaciones divididas por «un espejo de un lado y un transparente del otro».

Antes de empezar la prueba el chico es llevado por el profesional del otro lado y ve quiénes están, los instrumentos que hay. El niños sabe que lo están grabando y filmando.

Esta pericia es testimonial, significa que no puede ser repetida porque no se puede revictimizar al chico. Por eso es grabada y filmada», y «si el juez la quiere convertir en prueba la convierte, el tema es que no es solamente esa la prueba definitoria».

A cerca de cómo reaccionan los chicos durante el proceso «a veces bien y se establece un buen rapport entre el psicólogo y el chico. Otras, se ponen a llorar y hay que suspender la prueba y el chico comunica lo que quiere, no se trata de una entrevista guiada totalmente, es semi guiada. Se puede ahondar en determinadas situaciones cuando el chico así lo dice, cuando son muy chiquitos hay papel, lápiz y juegos.

También destacan los especialistas que se «nota cuando un chico está preparado», es decir, cuando fue instruido a decir determinadas cosas.

Del otro lado pueden estar presentes «el juez o el secretario general, el abogado defensor y el acusador, puede estar el fiscal o asesor de menores y los peritos de ambas partes».