11234806_946045658751379_7756539561062333998_n

A pesar de la orden política dada a las autoridades policiales PROHIBIENDO difundir los hechos policiales que acontecen en nuestra ciudad, los hechos delictuales, como te marcamos en ediciones anteriores, igual se conocen.

Ello en parte encuentra su explicación en el motivo que de a poco los vecinos de nuestra localidad van perdiendo el miedo histórico que sobre algunas cosas tenían tiempo atrás, hoy casi todo se hace público, y esto ocurre gracias a que han encontrado un aliado como pocos al momento de tener que descargar sus manifestaciones y denuncias: las redes sociales.

Gracias a estas hoy nos enteramos de muchas cuestiones que hacen al diario presidiendo de las vías tradicionales e institucionales de difusión de la información.

Mientras, en un accionar ESCANDALOSO por donde se lo mire, el 90 por ciento de los medios de comunicación locales, junto a las autoridades políticas de Baradero, han intentado OCULTAR estos gravísimos intentos de secuestros acaecidos en nuestra localidad, nosotros seguimos adelante, el pueblo tiene derecho a saber de qué se trata, y para eso estamos.

El viernes entrevistamos por la FM Láser a Laendro Gimenez, el padre de Ludmila, una de las menores que el miércoles por la mañana intentaron secuestrar en la esquina del poli de nuestra ciudad.

El miércoles 16 de marzo ocurrieron dos hechos muy, pero muy graves, intentaron secuestrar a dos jóvenes adolescentes de nuestra ciudad.

Uno de los casos. el de Ludmila, a quién siendo aproximadamente las ocho de la mañana y en momentos en que se dirigía camino a la escuela Juana Beriso. dos hombres en un auto negro la cruzan en la esquina del poli, y uno de ellos baja y de prepo intenta subirla al referido móvil, la menor logra escapar y sale corriendo y no para hasta llegar a la escuela.

Llama a sus padres  y al contarles a ellos lo que le había sucedido se dirigen a hacer la correspondiente denuncia a la comisaría local, donde luego de esperar “una hora” le toman la respectiva declaración dando cuenta de todo lo que le había sucedido.

Antes de las diez de la mañana la policía estaba alertada de este grave hecho ocurrido a través del cual se intentó secuestrar a esta menor de 16 años de edad en el día de ayer.

En el dialogo que tuvimos con Leandro, él nos cuenta que antes de salir al aire su hija -que hasta hoy se encuentra muy angustiada-, estuvo en la Fiscalía haciendo un reconocimiento de fotos de personas con antecedentes que obran en la misma, y que en ese reconocimiento identificó a un hombre que reunía «similares» características físicas al que intentó subirla al auto negro.