descarga (4)7777777777777777777777777777777777777777777777777777777

Por Pablo Ariel Gonzalez

En el marco de lo que ya parece ser una clara manera de ejercer el gobierno por parte de la gestión CAMBIEMOS en Baradero, que se basa claramente en la escasa vocación de transparencia y la insuficiente cultura de la difusión de los actos de gobierno, esta semana se ha tomado una nueva decisión política que vuelve a poner de rodillas a uno de los primordiales derechos constitucionales que tenemos, en este caso, todos los baraderenses:  el derecho a la información.

En una medida descabellada y ultrajante por donde se la mire, se le ha ordenado desde el poder político provincial, con el “aval” del gobierno local a las autoridades de la policía COMUNAL, no difundir más los hechos delictivos que acontecen a diario en nuestra comunidad.

Esta actitud no es para nada inocente, obedece y se explica desde una clara y muy evidente intencionalidad de parte de quienes la llevaron a cabo, OCULTAR los sucesos que todos los días tienen como víctimas a vecinos de nuestra comuna.

Esta decisión se suma a la tomada después del 10 de diciembre, esa a partir de la cual se PROHIBIÓ a las autoridades de nuestra policía salir a los medios de comunicación a rendir cuentas y dar respuestas públicas por temas de su injerencia que, como te dijimos, todos los días y en mayor cantidad cada vez, ocurren en Baradero.

No quieren que te enteres lo que pasa en nuestra ciudad, y esto es por demás de grave.

Para ellos difundir hechos delictuales es proporcionalmente directo a generación de PSICOCIS en la comunidad, por eso es que caen en el bruto error de silenciar todo lo que por estos pagos acontece en este tema.

Para nosotros, por el contrario, la difusión de los mismos dota a la comunidad de una herramienta por demás de necesaria para la población, ya que con información muchos hechos que lastiman fuertemente a vecinos de nuestra comuna pueden llegar a ser evitados, con la herramienta de la información es mucho más fácil estar prevenido ante tantos peligros que a diario acosan y descolan a nuestros conciudadanos.

Están cercenando el derecho a la información, y esto es imperdonable.

Hoy en la radio tomamos conocimiento de los intentos de secuestros a dos adolescentes llevados a cabo en el día de ayer en nuestra localidad, a chicas de 15 y 16 años de edad, uno a las ocho de la mañana y el otro a las 16,30 hs., los dos perpetrados por las mismas personas, las que durante -como mínimo ocho horas-, con total impunidad y con la “protección” vaya a saber de quién y como si nada, estuvieron en su auto negro barriendo las calles de Baradero en busca de su ansiada presa, de la misma forma que lo hace aquel que sabe que tiene piedra libre para delinquir producto de que le han liberado la zona para que pueda hacerlo.

Esta información llegó a nosotros por vías no tradicionales, redes sociales,  y como debe ser la difundimos, y gracias a esta divulgación pública de estos hechos llevados a cabo hoy, muchos padres, y muchas chicas adolescentes de nuestra comuna, caminan y observan algunas cuestiones que ocurren en la calle con una mirada mucho más filosa que ayer, la información de estos hechos hizo disparar un sentido de prevención en todas ellas que hasta ayer, estaba totalmente sedado y distraído en otra cosa.

La policía es COMUNAL y al nuevo comisario lo eligió, propuso y trajo la Dra. Antonijevic, y por ello es que a ella la hacemos responsable de esta vergonzosa decisión tomada de PROHIBIR la difusión de los hechos policiales que acontecen en nuestra ciudad.

Instamos a nuestra intendenta a que revea lo dispuesto, la sociedad de Baradero no merece ser sometida a este ultrajante accionar implementado en contra de uno de sus derechos más básicos y elementales: el derecho a estar informado de lo que aquí pasa.