María Eugenia Vidal – Cristian Ritondo. (Dibujo: NOVA)

La gobernadora María Eugenia Vidal finalmente rompió su relación con el intendente de Morón Ramiro Tagliaferro, padre de sus 3 hijos.  Tal como anticipara esta agencia hace un par de semanas, la relación, que ya venía desgastada, llegó a un punto sin retorno luego del 10 de diciembre cuando ambos integrantes de la pareja asumieron sus responsabilidades a cargo del ejecutivo.

Los rumores sobre un romance de la gobernadora con el actual ministro de seguridadCristian Ritondo, existen desde hace un tiempo, e incluso alguna fotografía tomada en el momento indicado, da cuenta de que ninguno de los dos le esquiva al contacto físico.

Como si esto no fuera suficiente para el intendente de Morón, en los últimos días también se vinculó sentimentalmente a Vidal con un jefe comunal de su propio espacio que dirige una de las ciudades más importantes de la provincia.

La relación entre Vidal y Tagliaferro ingresó en un callejón sin salida desde diciembre.  La gobernadora tuvo en un primer momento la intención de viajar poco a La Plata y manejar todo desde las oficinas del Banco Provincia en la Capital Federal, de esa manera no perdería el contacto ni con sus hijos ni con su marido.

Sin embargo, la compleja realidad bonaerense le impidió cumplir con ese objetivo y el distanciamiento habría terminado de resquebrajar la relación, hasta el desenlace final que se conoció en las últimas horas.

AGENCIA NOVA