Con un peso de 2,900 kilos, el pequeño nació por cesárea en el Hospital Garrahan, luego de que en la semana 30 de gestación especialistas de ese hospital y del Italiano le realizaran una cirugía inédita en el país debido a una cardiopatía congénita que padecía.

0014138014

«El bebé está muy bien, su cardiopatía era muy compleja y que estaba afectando el pulmón. Ahora tiene sus pulmoncitos muy bien y se espera buscar el momento ideal para la próxima cirugía. Va a volver a su casa con su familia y si la evolución es buena va a hacer una vida parecida a la de un chico normal», sintetizaron los especialistas que dieron el primer parte médico tras el ansiado nacimiento.

Victorio nació con 36 semanas de gestación y luego de que en la semana 30 especialistas del Hospital Garrahan y del Hospital Italiano le realizaran una compleja septostomía auricular –apertura del tabique interauricular– debido a una malformación congénita que ponía en riesgo su vida.

Su cirugía fue la primera de ese tipo que se realizó en el país y, a su vez, la primera intervención cardíaca fetal en un hospital público pediátrico de la Argentina.

La decisión de realizar la operación fue tomada por el equipo médico de ambos hospitales y en consulta con expertos en intervencionismo cardíaco fetal de instituciones como el Boston Children´s Hospital, el Children´s Hospital of Philadelphia y el Hospital de Corocao, de San Pablo.

INFOBAE