0014129267

Es común que las personas consideren que tal o cual raza es más simpática que otra. Para la mayoría de los dueños, su perro es el más alegre de todos. Pero ¿puede que haya razas que tengan de por sí buen sentido del humor y otras que se encuentren en la vereda contraria?
Stanley Coren, doctor en Psicología por la Universidad de Standford y autor de la sección Canine Corner (rincón canino) de Psichology Today, afirmó que efectivamente un Setter irlandés es más alegre que un Pekinés.
Coren se basó en el libro «El origen del hombre» (1872), de Charles Darwin, para afirmar que los perros tienen sentido del humor. Según lo consignó el creador de la Teoría de la Evolución, ese sentido del humor en los caninos se puede observar cuando están jugando y al mismo tiempo se diferencia del mero juego.
El ejemplo que empleó Darwin para explicarlo fue el de un palo con el cual en general los perros juegan con su dueño, quien lanza el objeto, el perro lo va a buscar y se aproxima a él sin llegar a devolvérselo. El hombre entonces se debe acercar un poco más para quitárselo y es ahí que el perro se aleja. Esa dinámica, según Darwin se relaciona con el sentido del humor.
Por su lado, Matías Wullich, gerente general de Centro Pet, una tienda especializada en mascotas y asesoramiento en comportamiento animal, rebatió la afirmación de Coren en diálogo con Infobae.
«No creo en el sentido del humor en los perros. El perro es simple, busca su comida, sus mimos, sus juegos, ya sea en un par o en un ser humano. No es sentido del humor, es simplicidad», sentenció Wullich.
«Los animales tienen la ventaja de ser más simples que nosotros, no hay un aparato psíquico complejo como el nuestro, tienen comportamientos instintivos y otros aprendidos. No creo tampoco en la agresividad aún en los perros que se les dice agresivos. Considero que un perro ´malo´ actúa en forma agresiva porque se defiende o vivió experiencias traumáticas que lo llevaron a ser así», detalló.
La actividad física pone de buen humor a los perros
En ese sentido, aclaró que el felino es mucho más instintivo que el perro: necesita trepar alto, marcar su terreno -que puede ser nuestro sillón. Si lo mudas es un trastorno. Hay que tener en cuenta que en la naturaleza caza unas 12 lauchas por día y marcan el terreno con sus uñas».
Sí se puede ayudar a que los perros estén de mejor humor a partir del ejercicio físico: «necesita un paseo al día como mínimo y descargar su energía mediante juguetes especiales», dijo el especialista.
«Los astros inclinan pero no obligan»
Efectivamente, Wullich señaló que hay razas que tienen más carácter que otros. El rottweiler, el pitbull (tiene una mordida especial y mucha personalidad) y el doberman, por ejemplo. Sin embargo, destacó que hay rottweilers «súper mansos».
Sucede que los perros «están cada vez más humanizados». Según aseguró, el 85% de los hogares tiene mascotas como si fuera un integrante más de la familia y «les ponemos comportamientos humanos que no son tales y a veces los podemos hacer sufrir. El «hiperapego» es una de las patologías más comunes, eso puede derivar en un problema cuando lo dejamos solos. Se da una ansiedad por separación (más que nada en perros)».
Además «hay razas más inteligentes y menos, más o menos demostrativos, pero todo depende de cómo los estimulemos».
Al igual que sucede con los niños, los perros que se observa que tienen problemas de conducta son los que no reciben límites, indicó Wullich.
Según Psichology Today, los setters son perros de buen humor
A continuación el listado consignado por Psichology Today que Infobae complementó con las apreciaciones de Wullich en cada caso.

Razas más alegres

-Setter irlandés: muy de moda hace varios años, es un perro independiente y cariñoso.
-Schnauzer mini: también muy de moda hace un tiempo, con mucha energía, cariñoso e inteligente.
-Caniche: tiene mucho carácter, pero es uno de los perros más elegidos. No hay que subestimar su inteligencia. Aprenden a desarrollar estrategias efectivas.
-Golden Retriever: perro indicado por excelencia para realizar zooterapia. Es un gran compañero, con mucha energía, juguetón y paciente.
Razas menos alegres
 
-Samoyedo: se ve poco acá; es una linda raza, inteligente y cariñoso. Flavio Mendoza tiene un ejemplar de esta raza.
-Chihuahua: en general, se lo considera un perro muy «histérico», agresivo, mordedor, tembloroso, pero lo cierto es que eso depende de sus dueños y no de la raza en sí.
-Rottweiler: perro de mucha energía, con gran capacidad de juego y necesidad de actividad física. Es más su mala fama que la realidad, pero sí hay que tener en cuenta que es un perro de cabeza grande y mordida cruzada.
El pekinés sería una de las razas más «antipáticas»
-Pekinés: al igual que el chihuahua, es considerado un perro «histérico», pero la clave está en cómo se lo eduque.
-San Bernardo: «pachorro», compañero, hace la suya. En estos casos hay que tener en cuenta la capacidad física de cada uno para poder llevar perros de gran tamaño.
-Chow Chow: independiente, ni muy juguetón ni muy cariñoso.
-Bulldog: muy de moda ahora, sobre todo el francés, es un perro simpático, pero hay que contemplar que tiene una salud delicada por el tipo de genética.
FUENTE; INFOBAE