descarga (26)

El ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, sostuvo que la falta de un arreglo con los fondos buitre «ha sido tremendamente caro para la Argentina” y afirmó que la deuda que era de 2943 millones de dólares en 2001 es hoy, tras la sentencia del juez Thomas Griesa, de 9882 millones de dólares. Sobre el encuentro que mantiene el equipo económico con el mediador designado por la Justicia estadounidense y con los holdouts, dijo que «es una primera reunión introductoria» y que buscarán resolver el problema «lo más rápido y más justamente posible».

Prat Gay advirtió que la falta de un arreglo con los fondos buitre «ha sido tremendamente caro para la Argentina”, al tiempo que señaló que no hay que esperar que de la reunión que se lleva adelante en estos momento en Nueva York se arregle el pleito de manera inmediata. “No esperen que esté arreglado el pleito, ni una propuesta concreta de Argentina”, dijo.

Al referirse al encuentro que encabeza el secretario de Finanzas, Luis Caputo, con los buitres, el ministro afirmó que éste permitirá al Gobierno “entender bien el estado de situación y la postura de quienes tienen ese fallo que esperemos tengan la responsabilidad de negociar en forma seria”.

“Al enfrentarse con los fondos buitre no se le hizo ningún favor al país”, cuestionó Prat Gay al referirse a la postura llevada adelante por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y a la decisión de la nueva administración de retomar las conversaciones con los fondos buitre. «Este Gobierno está dispuesto a pagar todas las facturas que reciba. Pero lo haremos con la verdad y poniendo foco en el futuro”, aseguró el titular de Hacienda.

Precisó que el monto original de la deuda reclamada por los holdouts es de 2943 millones de dolares, cifra que en la actualidad llega a 9882 millones de dólares al sumar las demandas existentes en el juzgado de Thomas Griesa y los tenedores llamados «Me too». «Son 6000 millones de dólares de desidia», opinó.

FUENTE: Pagina 12