El equipo venezolano que en dos semanas recorrió por tierra 7000 kilómetros para estar en el Dakar.

Venezuelia Coffaro Nunzio competes during Stage 4 of the Dakar 2013 between Nazca and Arequipa, Peru, on January 8, 2013. The rally will take place in Peru, Argentina and Chile from January 5 to 20. AFP PHOTO/Franck Fife

Dirán que fueron 7000 kilómetros, que fueron 12 días. Que recorrieron casi el mismo camino para llegar que el que realizarán en la competencia. Se trata del Team Azimut, el equipo venezolano que disputa el rally Dakar 2016. A diferencia del resto de los competidores, llegaron por tierra. Atravesando distintos caminos, con fronteras cerradas, pero nada ni nadie evitó que lleguen a buen puerto.

Nunzio Coffaro, el piloto y dueño, anunció a los otros 19 que integran el equipo, que saldrían desde Venezuela el 11 de diciembre. Recorrieron los 7000 kilómetros en 12 días. El 23 de diciembre llegaron a Buenos Aires. «Pasamos Navidad en Puerto Madero… tan mal no la pasamos», dijo Coffar, quien pertenece a una familia de muy buen pasar en Venezuela. A los 17 años entró a la universidad de Oriente, estudió Ingeniería Mecánica. Desde allí se interesó por los autos y cuando tenía 20 años corrió su primera carrera en Venezuela. Hoy, con 40 años, corre su cuarto Dakar.
El primer inconveniente lo tuvieron apenas salieron de la ciudad: la frontera con Colombia está cerrada. Por eso tuvieron que atravesar el Amazonas de Brasil. 15 personas fueron en tres camiones y otras tres camionetas llevaron al resto del equipo. En el norte de Brasil les tocó atravesar carreteras en muy mal estado y puentes de madera, complicados para soportar el peso de los camiones. «Hemos pasado puentes con ríos de 20 metros, hablamos con los pobladores y después de 15 minutos decidimos pasar tras revisar las vigas y la estructura», contó.

Venezuelia Coffaro Nunzio competes during Stage 4 of the Dakar 2013 between Nazca and Arequipa, Peru, on January 8, 2013. The rally will take place in Peru, Argentina and Chile from January 5 to 20. AFP PHOTO/Franck Fife

Otro momento difícil fue cruzar el río Amazonas: dos días en balsa, con los autos por un lado y el equipo por el otro, en dos lanchas y esperar encontrar los vehículos del otro lado.
Esta travesía les tocó tener cuando viajaron a Buenos Aires. Serán en total 24 mil kilómetros, 7000 de ida, 7000 de vuelta y casi 10.000 en la competencia. No es su primer Dakar: «En las ediciones anteriores vinimos por carreteras, hicimos Colombia, Ecuador, Perú, Chile y la Argentina. Pero ahora, como la frontera de Venezuela con Colombia está cerrada, tuvimos que venir por la ruta del atlántico, nos atravesamos todo Brasil», contó.
Tras la gran travesía, comenzaron el rally y hoy están entre los primeros 20 de la competencia. El gran sueño será completar la carrera y llegar a la línea final el 16 de enero en Rosario.