bd-luz-y-fuerza-03-b-640x480

Hoy a las 17 hs. el concesionario de nuestro balneario municipal decidió cerrar sus puertas y ya nadie más puede ingresar a él.

Está decisión obedece a que -en este momento – salvo la pequeña franja de terreno que da a Alte. Brown, el resto está literalmente BAJO AGUA.

Encima de este GRAN y perjudicial problema por el que deben atravesar se encuentran con otro -si queres menor- pero problema al fin: alrededor de 50 turistas se niegan a dejar el predio.

Ellos argumentan haber pagado hasta mañana y por esa razón es que no quieren desalojarlo, nada les importa, ni el agua, ni lo que ella pueda traer, víboras, roedores, arañas y demás, ni las consecuencias que todo esto puede llegar a acarrear a sus propias integridades físicas y su mismísima salud.

Así las cosas el martes cerró sus puertas en Club de Pesca, hoy le toco al balneario y mañana seguramente seguirán otros clubes y camping que están a la vera de nuestro riacho.

Ellos lo padecen y Baradero todo también, ya que para el caso de todos ellos las perdidas económicas serán por demás de cuantiosas, y para nuestra ciudad lo que dejará de ingresar en cuanto a dinero proveniente de esta industria sin chimeneas, será por demás de significativo.