descarga (7)

Por Pablo Ariel Gonzalez

En nuestra ciudad hablar de estos  temas que involucran directamente a la SALUD PRIVADA siempre ha sido algo a lo que la gran mayoría de nuestros vecinos, y casi la totalidad del universo periodístico de nuestra ciudad a rehuido una y otra vez al momento de ponerlo sobre la mesa en una discusión pública.

Los políticos también le escapan, no fue mi caso, ni los durante diez años que estuve en la radio haciendo QUIEN QUIERA OIR QUE OIGA, ni durante los tres años y medio en que me tocó ocupar una banca como concejal, y tampoco lo será ahora en mi regreso al periodismo.

Eso me costó operaciones en contra, destrato y odio reverencial de parte de muchos profesionales médicos de nuestra ciudad -no de todos debo decirlo – y sobre todo de las autoridades del Circulo Médico y del SAMI que son los mismo, algo que, también debo ser sincero y expresarlo, en lo personal siempre me tuvo sin cuidado.

TEMA TRASLADOS A OTRA CIUDAD DE PACIENTES CON PROBLEMAS DE SALUD COMPLEJOS

Tanto en el Hospital Público como en la Clínica privada que tenemos en Baradero el procedimiento es exactamente el mismo.

Cuando se toma por parte del profesional médico que está tratando al paciente, la decisión de trasladar a ese paciente con motivo de la complejidad de salud que acarrea y su consecuente imposibilidad de poder seguir asistiéndolo en nuestra ciudad, se deben comenzar todos los trámites administrativos que hacen al caso y no parar hasta lograr que la obra social o prepaga, con que cuenta el enfermo y para eso paga una cuota mensual, envíe la correspondiente ambulancia para que lo busque y lo lleve al lugar elegido fuera de Baradero para seguir asistiéndolo.

En el caso de hospital para con quienes no tienen obra social o prepaga existe un sistema de salud a nivel nacional a partir del cual se busca dónde ubicarlo y cómo trasladarlo conforme la complejidad del caso, si se hace cargo el hospital municipal del traslado o se hace cargo nación, se elige el lugar y se lo deriva, todo eso, como ocurre con todo lo que hace a la burocracia en nuestro país lleva tiempo y hay que estarle atrás y no parar hasta que el objetivo este concretado.

El Hospital tiene hoy las 24 hs. del día personal administrativo exclusivo para realizar estos trámites ante un traslado, y guardias médicas también, en algunos casos son activas y en otras pasivas, pero están.

Muchas veces el médico DEBE ponerse al frente, junto al personal administrativo, de la gestión para lograr el traslado, más aún el Director del Hospital, sobre todo cuando el tema requiere urgencia, viene complicado y del otro lado lo único que hay es trabas y demoras.

Este procedimiento, coma más, coma menos, es básicamente el mismo en lo público y en lo privado.

Si el paciente está en el hospital es tarea del hospital, si el paciente está en la clínica privada, es tarea de la clínica privada.

Primer pregunta que nos hacemos, la popularmente conocida como clínica sindical ¿cuenta con este personal las 24 hs. del día? y los sábados y domingos ¿qué pasa?

Respuesta: no los tiene!!

Qué ocurre entonces en la práctica con esta cuestión?

Respuesta: cuando tienen que hacer un traslado con urgencia y no tienen el personal para que haga los tramites y las gestiones pertinentes ante la obra social o prepaga para que envíe una ambulancia llaman al hospital para que este se la provea.

Durante la gestión política anterior se intentó en varias oportunidades celebrar algún tipo de convenio con el Sanatorio SAMI, a los efectos de lograr que el hospital cada vez que tenga que poner la ambulancia PUBLICA en socorro de un paciente de la clínica PRIVADA alojado allí, RECIBA, como debe ser, una CONTRAPRESTACION económica a cambio de parte de quienes LUCRAN con la salud por el servicio dado, sobre todo teniendo en cuenta que el sanatorio nunca deja de PERCIBIR de la obra social o prepaga bajo ningún aspecto y en ninguno de los casos, todo lo que hace a la atención, internación, provisión de medicamentos y demás cuestiones que hacen al tema,  incluso traslado sobre cada uno de los pacientes que a diario asiste y que terminan con algún traslado.

Entonces en teoría la ambulancia del hospital está para asistir al 107 y para realizar los traslados de los pacientes que se atienden en la salud pública, los que en muchos casos carecen de cobertura social, razón por la cual, la sindical jamás será su lugar de asistencia, porque ahí si no tenes obra social, PROHIBIDO PASAR!!

Y en lo que hace al Sanatorio privado, ellos al trabajar con pacientes con obra social y prepagas, deben realizar los traslados con las ambulancias que tienen la obligación de enviar cada una de esas obras sociales o prepagas que brindan cobertura social en nuestro país, y si no les gusta hacer ese trámite administrativo, o no pueden poner personal para llevarlo a cabo, deberán comprar una ambulancia y tema solucionado.

Como no cuentan las 24 hs. del día y los sábados y domingos con personal administrativo, en la práctica, quienes integran parte de la cúpula del SAMI recurren a la más cómoda y fácil de todas, en lugar de GESTIONAR ante la obra social y hacerse cargo de todo lo que eso conlleva, terminan llamando al hospital y pidiendo que el mismo provea de la ambulancia para el traslado que les corresponde hacer a ellos.

Así de clara y de sencilla se cuenta esta historia, con la que jamás nunca estuvimos de acuerdo, pero que evidentemente, por lo menos a la fecha, no ha podido ser revertida por el poder político, ni el anterior ni el actúal, el ABUSO de unos privados que lucran con la salud sobre la cosa pública, y la contraparte, una salud privada que si no tenes la suerte de contar con cobertura social, que Dios se apiade de vos, porque muchos de ellos, jamás lo harán.