1340590969-jorge-lanata

Por Pablo Ariel Gonzalez

En la madrugada de ayer se produjo la escandalosa fuga de los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, condenados a perpetua por el triple crimen de General Rodríguez.

No hay dudas que los prófugos contaron con la complicidad de agentes del Sistema Penitenciario para poder llevar a cabo su cometido, ya que luego de amenazar con un arma de “juguete”  a los guardia cárcel, con toda la tranquilidad del mundo, se cambiaron sus prendas por remeras y pantalones  que usan los agentes penitenciarios, se subieron a un Fiat 128 Europa –patente UVH 333– a nombre de un ex agente del Ejército, y se las tomaron como si nada.

Los tres condenados estaban alojados en el área de Sanidad y sin la custodia especial que solían tener, y acá viene la primer pregunta que nos hacemos desde BL ¿no era según el macrismo antes y durante la campaña electoral ésta la causa más emblemática e importante de todas? Y entonces ¿qué hacían sin custodia los tres condenados por el triple crimen un 27 de diciembre, es decir, 17 días después de haber asumido la nueva gobernadora Eugenia Vidal?

Según informaron los medios nacionales, todo comenzó a las 2:20 de la madrugada cuando los hermanos Lanatta sorprendieron al guardia que estaba a cargo de ese sector realizando la ronda de rutina, se subieron al Fiat con el guardia como rehén y recorrieron unos 200 metros hasta la puerta de ingreso del penal.

A las 2:45 una cámara de seguridad ubicada en el cruce de las avenidas Belgrano y 9 de Julio, en el vecino barrio de Villa Belgrano, captó a los hermanos Lanatta y a Schillaci bajando del auto, y se subieron a una camioneta negra, una Toyota Hilux, que luego fue encontrada abandonada por la policía.

De los tres fugados al que seguro vos identificas es a Martín Lanatta, que en plena campaña electoral fue entrevistado por el periodista  “oficialista” Jorge Lanata, hoy viviendo en Miami.

Hoy el referido periodista hablo en Telenoche, y junto a los colegas que lo acompañaban en la nota dejaron entrever que para ellos la fuga de los tres mosqueteros fue responsabilidad del Kirchnerismo.

Alguien le debería hacer saber a estos medios y periodistas militantes del PRO, que el 10 de diciembre cambio el gobierno, Nacional y Provincial, y que al asumir ellos también con ellos asumieron innumerables responsabilidades que hacen a su mismísima gestión de gobierno, , y vuelvo a decir- si un 27 de diciembre de 2015, 17 días después de haber asumido el nuevo sello político en la provincia de Buenos Aires, los tres prófugos se encontraban sin custodia, la única responsable de la fuga es la mismísima Eugenia Vidal, Cristian Ritondo y todos los que vienen debajo de ellos, salvo que, siempre nos hayan mentido y en realidad esta causa y sus condenados estaba lejos de representar lo que ellos mismos decían que representaba para nuestro país, y ahí si quizás, con esa teoría llegaremos a la conclusión del porqué no se los custodio como se lo debió haber hecho.

En cualquiera de los casos debemos decir que la tortuga se le escapó al gobierno de Vidal, razón por la cual responsabilizar a quienes hoy miran de afuera lo único que hace es querer tratar de tapar el sol con los dedos, porque aunque los medios oficialistas sigan haciendo esfuerzos denodados y mil malabarismos para lograr que la figura PRO «no se manche» ante la opinión pública, la gente no come vidrio, o por lo menos muchos hace tiempo sacamos ese plato de nuestra mesa de todos los días.