312744_163915427034077_267415549_n

Se hizo pública la semana pasada la noticia que daba cuenta que el Dr. Aldo Mario Carossi horas antes de dejar su cargo como intendente, y para sorpresa de muchos, había sacado de la galera a través de un trámite a todas luces exprés una jubilación de privilegio dejando de esta forma totalmente resguardada su situación económica y patrimonial a futuro, ya que si tenemos en cuenta que en la actualidad el intendente cobra 90 mil pesos en bruto, 70 mil pesos más o menos de bolsillo, Carossi se aseguró alrededor de 50 mil pesos por mes a valores actuales, y en consecuencia poco queda por agregar respeto de esta cuestión que termina siendo de color si queres catalogarlo de alguna forma, respecto de la única y verdadera intención que tienen estas palabras envueltas entre dos signos que abrigan una pregunta.

Yendo a los que a muchos hoy les interesa saber, eso que tantos hoy se preguntan y nos preguntan incluso a nosotros ¿Carossi seguirá en política?  ¿Continuará liderando el peronismo a nivel local o se va a su casa a disfrutar de las mieles que le va a otorgar su jugosa jubilación obtenida?

Su pasaje a la jubilación es un indicio del rol que ocupará Carossi a partir de ahora en nuestra sociedad, o simplemente es la materialización de un abrazo a un beneficio que si no lo tomaba ahora se le escapaba y no volvía mas?

Hoy no existe certeza de lo que hará nuestro ex intendente a futuro, ni siquiera sabemos si él ya tiene tomada una decisión al respecto, dentro de muy poco tiempo lo sabremos, mientras tanto la pregunta queda boyando

¿Carossi sigue o le deja paso a la renovación?